Entradas Recientes

Siguenos por Email

Impactante cráneo alargado momificado de un bebé en la costa de Perú

No hay comentarios

La cabeza alargada momificada de un bebé recién nacido perteneciente a la antigua cultura Paracas ha sido hallada en Perú. El hallazgo sugiere un cráneo genéticamente elongado, ya que el proceso de deformación craneal artificial tarda al menos 6 meses en producir el efecto deseado. Dado que se han encontrado más de 300 cráneos alargados a lo largo de los años en Paracas, es posible que hubiera una raza de personas que vivieran allí y que hubieran nacido con esta característica.

Brien Foerster de Hidden Inca Tours , reportó que el bebé murió hace aproximadamente 2.000 a 2.800 años, y tenía entre 0 y 3 meses de edad. El pelo del bebé se ha conservado y, como muchos de los cráneos de Paracas que se han recuperado, es de color caoba, lo que no concuerda con el color negro típico de los indígenas. La columna vertebral del bebé está más lejos de la parte posterior del cráneo de lo normal, lo que según Foerster "podría indicar una adaptación evolutiva para compensar el cráneo alargado".

Cráneo elongado encontrado en el Stonehenge de Rusia



La deformación craneal artificial se suele llevar a cabo en un bebé, cuando el cráneo es más flexible. En un caso típico, la fijación de la cabeza comienza aproximadamente un mes después del nacimiento y continúa durante al menos seis meses, aunque puede ser por más tiempo. Por lo tanto, el descubrimiento de un recién nacido con un cráneo alargado sugiere que no se produjo una deformación craneal artificial, ya que se necesita un mayor tiempo para crear los cambios de forma del cráneo.

La estatua "Los Hambrientos de Saqqara" - con cráneos alargados y lenguaje indescifrable


En su momento el investigador Igor Gontcharov también informó sobre el descubrimiento de otros bebés, e incluso fetos, que han sido encontrados con cráneos alargados. Un feto fue hallado en el vientre de una momia de una mujer embarazadas, que se encontró en una cueva de Huichay, a dos leguas de Tarma, al Este de la capital peruana.

La evidencia de los cráneos alargados presentes en fetos y niños a llevado a la hipótesis de que estos cráneos pertenecían a una raza de seres extinguidas, que dejaron su legado a las poblaciones que les sucedieron como una práctica de deformación craneal artificial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos por E-mail

Recientes

Flashback

Comentarios

Archivo del blog